El tipo de celebracion también depende de las tradiciones y del estilo de vida de cada familia. Al fin y al cabo, es una forma de recordar el día que el niño vino al mundo, y que desde pequeño vaya adquiriendo la noción del tiempo. Es necesario que los niños sientan y sepan que están creciendo. Los cumpleaños también sirven para fortalecer su identidad. A través de las fotografías y de los vídeos, los niños podrán inmortalizar recuerdos y reconocerse a si mismo en diferentes situaciones. Es también una buena oportunidad para señalar sus logros y lo que se aprendió durante los años. Otro punto muy importante es hacer con que los niños participen en la organizacion de la fieta de cumpleaños. Elijan a quién invitar y cómo celebrar. Preparen las invitaciones, y así, año tras año, cada cumpleaños será distinto y especial.